La leyenda de la papa

Mi hermano y yo nos hemos anotado para una clase de cocina, o al menos eso era lo que yo creía. Cuando llegamos a la primera clase el profesor comenzó a hablar de cómo los pueblos antiguos, que carecían de la ayuda de la ciencia que tenemos hoy en día, a menudo buscaban explicaciones a los fenómenos naturales, los cambios climáticos, las estaciones, e incluso los alimentos que comían. Y para que entendiéramos mejor, nos contó la leyenda boliviana sobre las propiedades mágicas de la papa.

 papa

Dicen que los Sapallas eran un pueblo pacífico y próspero que fue invadido por los Karis. Los Sapallas fueron esclavizados y reducidos a la miseria hasta que Choque, un joven descendiente del último cacique Sapalla se negó a seguir las órdenes del jefe de los Karis y pidió ayuda al padre de los dioses, Pachacamac. El dios escuchó las súplicas del joven Choque y le entregó unas semillas de una planta desconocida para los hombres de la época. Pachacamac le dijo a Choque que plantara las semillas y que comiera sus raíces, advirtiéndole que  nunca tocara los brotes, las flores o las hojas, porque estos eran venenosos. Los Sapallas hicieron lo que les dijo Pachacamac; sin embargo, los Karis descubrieron las nuevas plantaciones y les quitaron a los Sapallas todos los productos que se obtenían de las plantas. Los Karis comieron los brotes, las flores y las hojas, sin tocar las raíces, y se enfermaron. Estando los Karis enfermos, los Sapallas pudieron enfrentarlos y recuperar sus tierras. Desde entonces, la planta que Pachacamac le entregó a Choque es consideraba un regalo divino y fue nombrada, papa, en honor al padre de los dioses.

En esta clase aprendí a preparar las papas de diferentes formas. Además, me fui contento a casa porque recordar las historias de los ancestros es una forma de honrar y venerar las raíces y la historia de los pueblos. ¿Quién quiere probar mi tortilla de papas? ¡Es mágica!

Read More...

El primer hospital de América Latina

¿Has estado alguna vez en Santo Domingo? Yo estuve la semana pasada con mis padres y me gustó mucho. Aunque parezca increíble, lo que más me llamó la atención no fueron ni el clima ni los bailes ni el encanto de su gente. ¡Qué va! Lo que más me gustó de la ciudad fueron las ruinas de un hospital. ¡Las ruinas del Hospital San Nicolás de Bari! Si no me crees, espera a que te cuente un poco la historia de este hospital y entenderás por qué.

El Hospital San Nicolás de Bari fue el primer hospital que se construyó en América Latina. Inspirado por una generosa mujer que quería ayudar a muchas personas, el gobernador Nicolás de Ovando ordenó que se comenzara a construir el hospital en 1503. Cuando lo terminaron, el Hospital San Nicolás de Bari contaba con tres naves o espacios principales: uno central, destinado a la oración y dos pasillos que albergaban alrededor de setenta pacientes. Ahora quizás nos parece poco, pero en el siglo XVI era un número elevado para instituciones de este tipo. 

hospital-san-nicolas-2

En la actualidad, el hospital está en ruinas, después de que parte del edificio se derrumbara en 1908. Solo se conservan pinturas, documentos y algunas estructuras. Es bastante, teniendo en cuenta que el hospital ha sido afectado por fenómenos naturales como huracanes, tormentas y terremotos. Además, fue atacado por piratas que llegaban a la isla en busca de fortuna. Si puedo escoger entre un huracán y el ataque de piratas, ¡creo que prefiero el huracán!

Estéticamente inspirado en el Hospital del Espíritu Santo en Roma, el Hospital San  Nicolás de Bari fue creado con un estilo único y mantiene su belleza, a pesar de las inclemencias de la naturaleza. En su momento, fue una gran obra arquitectónica y sus ruinas son un claro ejemplo del equilibrio entre dos estilos arquitectónicos muy importantes: el gótico y el renacentista. Pero en mi opinión, lo más importante de este hospital es que simboliza el poder del deseo de una persona que, con su dedicación y servicio a los demás, quería cambiar el mundo de una manera positiva. ¿Entiendes ahora por qué me gustó tanto? ¡Espero que sí!

Read More...

El Balneario de Corconte

Para disfrutar y descansar, no hay nada mejor que un balneario. Mi amiga Patricia fue con su madre al Balneario de Corconte, en el Valle de Valdebezana en Burgos, España. ¡Qué envidia! Dicen que allí el clima es muy suave y que los paisajes son maravillosos. A mí me encantaría ir varios días para allá y descansar. Este balneario cuenta con un edificio de piedra, cerca del embalse del Ebro. Gracias a esto, los huéspedes pueden disfrutar de las propiedades reconstituyentes de las aguas minerales de esta reserva natural. Ayyy ya te digo, solo de imaginarme disfrutando de un baño terapéutico ya me siento mejor. Mi amiga Patricia asegura que el agua brota de un manantial situado a una altura de 837 metros y contiene 24 elementos minerales. Los tratamientos como baños, duchas largas relajantes, baños de chorro a presión, tratamientos de inhalación, visitas a salas de vapor, masajes, inmersiones en una piscina cubierta y tratamientos complementarios de belleza son ofrecidos durante el todo el día.

spa-corconte

A la mamá de Patricia le dolían mucho las piernas y dice que después de bañarse varias veces en la piscina mineromedicinal, ya se sentía muchísimo mejor. Por lo que me cuentan, todo indica que el personal del Balneario de Corconte es muy atento y servicial. Patricia y su madre salen a caminar todas las mañanas. Después se dan un baño de burbujas o una sauna de vapor. A Patricia el baño que más le gusta es el del algas. Dice que es un baño con algas incorporadas al agua que aportan minerales al organismo y ayudan a eliminar toxinas. Su madre, por otro lado, prefiere el baño de uva morada porque es antienvejecimiento y antioxidante. Para los masajes hay muchísimas opciones. A ellas les gustó el masaje con aromaterapia. Dicen que es maravilloso porque utilizan aceites esenciales que tienen un efecto muy relajante. También ofrecen masajes terapéuticos, relajantes y para mejorar la circulación. ¡Yo no sabría qué masaje escoger entre tantas opciones! Y de la comida ni hablar. Todos los días sirven platos típicos de la región, además de un menú vegetariano.

El Balneario de Corconte parece muy divertido y relajante. Si pudiera convencer a mi mamá para ir nosotras también…

Read More...